15 de septiembre de 2008

El Polvo de Cinco Euros

Pues en el Buddha del Albir, frente al mar, sentada en un sofá de ikea, tomaba yo un aperitivo tan ricamente y una coca cola, light por supuesto, que no me da la gana engordar, en un vaso de cristal gordote que el fondo parece hielo, de esos que en cuanto se descuidan, ¡zas, lo mango!, cuando un negrito de Costa de Marfil, alto y esbelto como esas figuritas de ébano tan preciosas que ellos tallan y guapo hasta decir basta, con unas facciones insultantemente bellas, me ofreció un collar de cristal y hematíes…¿Cuánto vale?, ¿treinta y cinco euros?, ¡hala que caro!, jo pero a donde vamos a ir a parar…, Como me vería de enfadada el de Costa de Marfil, que me dijo: ¿Cuánto ofreces?. Nada, nada…que ya no lo quiero…pero el tío insiste que insiste…¡pues diez euros ea!, ¿diez?, pues te lo dejo en cinco si me haces un favorcito…

Y yo ni corta ni perezosa insisto en darle diez y me lo quedo por diez…porque ya os imagináis el favorcito que quería el muy morrudo ¿no?

Ya sabéis, bueno, bonito y barato…

¡Y eso que la tenía grande!, de verdad, ¡palabrita del niñito jesús, que la tenían inmensamente grande!, que no soy tonta caramba y eso no se como explicaros, pues que eso se ve, se intuye… y además a las tías eso no se nos escapa…Pero aún así, voy y le doy diez euros, hay que ver las tonterías que hace una a veces, mira que darle diez cuando podría haberle dado solo cinco, habría ahorrado y encima habría sido muchísimo, pero que muchísimo mas gratificante….

¿Es que nunca aprenderé?

Blondie

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No consigo imaginarme un collar de cristal y glóbulos rojos (hematíes)...

malizia_kiss dijo...

anda es verdad que son hematitessssssssss, jo que lapsus no se si se me fue el dedo o ¿en que estaría yo pensando?, lo corregiré....graciassss anónimo, bueno mejor no lo corrijo ahora que lo pienso porque entonces ya no tendría razón de ser tu cometario ¿no te parece?

Blondie

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.