2 de agosto de 2006

Último Capítulo: ¡¡¡¡Corten¡¡¡

Sandra Halesky, no daba crédito a lo que últimamente le estaba sucediendo, se sentía cada vez mas identificada con María y eso le asustaba, había tenido un día muy duro de trabajo, y ahora se encontraba liberada, necesitaba perderse en la ciudad, entre gentes anónimas, para después refugiarse en casa, no pensar en nada, porque su trabajo le estaba empezando a poseer, sentía una opresión en el pecho, cuando se daba cuenta que a pesar de terminar y sentirse libre, era algo ilusorio, pasajero, porque al poco tiempo volvía ella con esa fuerza…

Cuando se marchaba, escuchó a lo lejos que gritaban su nombre, ¡Sandra, Sandra¡, se volvió y vió a Piter, al bueno de Piter, que le hacía una señal, para que le esperará…Pero ella no quería esperar, quería perderse en la noche, ser anónima…Le hizo un gesto con la mano, a modo de saludo, y sonriendo apretó el paso diciéndole adios…

Esperemos que no se enfade,- pensó-, y comenzó a caminar, lentamente, quería pensar en todo lo que le estaba sucediendo, quería estar sola y pensar en María y en lo que significaba para ella…y en Jorge, en Alejandro, en Manuela y sobre todo en Martx Hosso, esa especie de personajillo, que aún no acababa de encasillar, desconcertante por momentos y absolutamente genial, en sus percepciones, un detective sacado de los fondos mas recónditos de una novela negra, que cumplía a la perfección con todas y cada una de sus actuaciones. Si, Martx Hosso, le tenía fascinada, pero lo que mas le preocupaba era María, el darse cuenta cada día que se sentía cada vez, mas identificada con ella

María se estaba apoderando de ella, llevaban ya un tiempo juntas y ella estaba ganando, se sentía muy confusa, jamás antes le había ocurrido nada semejante, solo deseaba saber como era y como olía, solo quería sentir su presencia para darse cuenta que ella era otra mujer, con otras angustias, con otra vida, y es que sabía que era algo que no podía contar, porque no lo entenderían, pero cada día que pasaba, ella se sentía, mas María, y menos ella…

¡Corten¡, por hoy hemos terminado, ¡muy bien chicos¡, cuando escuchaba eso, se sentía liberada, pero luego…, luego volvía Maria con mas fuerza…

Ella era demasiado compleja, como para aceptar que simplemente se había metido demasiado en el personaje…había cosas que se le escapaban de tal manera, que a pesar de la realidad, a pesar de saber que Maria era un invento de Diego, el guionista de la película, algo le mantenía intranquila…, los últimos días, no hacía mas que pensar constantemente en esas similitudes entre ellas y eso le llenaba de desasosiego. María tenía una vida nueva, que estaba descubriendo, una vida sin Jorge, sentía que toda su vida se había desmoronado, cuando lo dejaron y se encontró perdida, abandonándose en los brazos de Alejandro, aquella noche, en la que se dejó amar con furia….

Ella era una buena actriz, siempre había salido airosa de todos sus papeles, jamás había llevado a sus personajes de paseo, pero esta vez, era diferente, María tenía una fuerza tal, que le asustaba, además estaba convencida, que esto le estaba pasando por la similitud en ciertos aspectos de sus vidas, no es que ella hubiera roto con alguien como María, pero cada día que pasaba sentía mas, la necesidad de descubrir cosas nuevas, como Maria, algo así como una necesidad imperiosa de avanzar en la vida, con la esperanza, tal vez de encontrar, eso que aún no había encontrado…

Jamás le había llamado la atención un chat, es mas, incluso había hablado de ellos con cierta incomprensión, pensaba que allí habían gentes solitarias, gentes que refugiaban sus carencias, sus deseos mas íntimos, gentes que buscaban tal vez, además de la comunicación, un poco de cariño, gentes con vidas rotas…Pero ahora ya no pensaba de esa manera, hacía algo mas de cuatro meses, cuando había empezado el rodaje, cada noche entraba en el salón de té, había empezado movida por la curiosidad, quería averiguar si lo que contaba Kaotika era cierto, Diego se lo había puesto fácil, ya que esa sala existía….Utilizaba un nick y hablaba y hablaba, cada noche sin dar su identidad real, como muy bien decía Martx Hosso, y estaba descubriendo cosas que le gustaban, como esa similitud en sus conversaciones con las de KaotiKa y Tormenta u otras que le gustaban también machísimo, como descubrir que maliZia, tenía un duende maravilloso o mirar con ojos de reproche al viejo verde ese, que miraba a mi lado oscuro, con lujuria, o como se sintió cuando se vio paseando, por el jardín de rosas de Camelot, atenta, mirando toda la belleza que allí había, u observar, sin pestañear, el maravilloso deseo de martxoso por su vecina del 5º y ese ascensor de la hija del chamán, en el que le habría gustado subir o tomar el sol en la piscina de Heaway... esos momentos fueron fantásticos, tan fantásticos, como otras sensaciones que había ido experimentando…Y así mientras Maria estaba a punto de averiguar que Jorge estaba muerto, que Manuela era una loca compulsiva, que explotaba histérica en la residencia de Nisa y que Martx Hosso, estaba, casi casi, a punto de descubrirlo todo, mientras Alejandro miraba con ojos de infinito deseo a Maria….

Mientras sucedía todo eso, Sandra cada noche era fiel a su cita, había aprendido a disfrutar de su anonimato, sentía un verdadero placer hablando cada noche por el Chat, había experimentado todo tipo de sensaciones, había empezado a comprender lo que significaba una sala de chat, pasiones, odios, envidias, celos, .amistad, lujuria, ternura, sinceridad, ilusión, amor, compañía, comunicación, complicidad, todo eso y mas……..y muchísimo mas……..un monton de sensaciones agolpadas, que tal vez solo puedan entender, todos aquellos que cada noche entran en la misma sala para buscarse……. también había aprendido el poder de la palabra escrita y el de la seducción, había aprendido a sonreír y a enamorar a un ser anónimo, y luego a otro y a otro, manejaba con maestría la complicidad y disfrutaba coleccionando amores imposibles, eran sus amores… y también era su secreto, se había encerrado en su burbuja y cada noche la abría para ser, un poco Sandra, un poco María, un poco Kaotika, un poco Cuore Blue, que ese era su nick y que significaba, corazón azul clarito. Había elegido ese nick, en italiano por que le sugería un corazón abierto, inmensamente abierto y de un color como el cielo, de ese color que usan los niños, un nick ambiguo, que no permitía saber que sexo tenía, un nick libre, un nick para tener espacio, para poder navegar por los cielos….., por la red……..

Cada noche, a pesar de que la llamaran o le dijeran vente, ella siempre encontraba una excusa: -estoy muy cansada-, -mañana tengo un día muy duro- necesito relajarme- estoy con jaqueca…

Y hablaba…

Ella era Famosa, muy famosa, y desde hacía un tiempo había encontrado en el Chat su lugar anónimo, un lugar para ser libre sin que nadie la mirara, sin que nadie le diera un codazo a otro, cuando ella pasaba, sin que nadie dijera, ¡ pues no es tan alta…¡, ¡pues no es tan joven…¡, ¡ pues no es para tanto….¡, sin que nadie se dirigiera a ella señalándola para pedirle un absurdo autógrafo.



Lo que mas le había trastocado de su personaje, era que entraba en el Canal 21, como ella entraba ahora, pero así era Diego y una cosa era que lo supiera y otra que lo asimilara, porque cada noche nada más entrar buscaba a Kaotika, y luego a Tormenta, para darse cuenta enseguida que ellos no existían, ¿o si existian? O eran personajes que ella ya había pensado?.

Muchas noches hablaba con tormenta, por el chat, sabía que era una curiosa coincidencia de nicks, sabia que el nick tormenta con quien ella hablaba, no era para nada “el tormentoso”, Tormenta de María, era alguien dulce y especial. Y así cada noche hablaban de sus anhelos y de sus ilusiones y ella empezó a descubrir el calor de su corazón, y fué aproximandose a él, despacito…poquito a poco, cada día, un poco mas cerquita, mientras él le decía muy bajito, corazón……, y ella sabía que se quemaba, pero seguía hablando con él…

Un timbrazo potente en su telefonillo, le sacó de sus pensamientos…..

Era Diego, que venía a su casa a verla, le había pedido que le hablara de Maria y le había prometido que iría… que hablarían de María, y así lo hizo…

Le explicó el por que de ese personaje, por que había elegido ese papel para ella, le dijo que Martx Hosso era un genio, que el pobre Alfredo estaba rodeado de rosas y que Manuela vivía en un lugar muy oscuro... y que Alejandro no la quería…..

Y asi pasaron mucho rato, Diego hablando y ella escuchando…

Diego la miraba, con aquellos ojos, que ella tanto conocía, pero esa noche tenían un brillo especial, extrañamente tierno, y hablaron hasta el amanecer, sin pausa, y así le fue contando, poco a poco, lo que significaba para él este guión, lo bien que se había sentido creando un personaje para ella….

Pero lo que jamás le dijo esa noche, es que Tormenta era él……….

Pero eso ella ya lo sabía……….


Blondie

5 comentarios:

mi_lado_oscuro dijo...

Sencillamente genial malizia!!!!!!!!
Siempre me has dejado maravillada por tu imaginacion, pero desde luego, un giro como este a la historia te puedo prometer que jamás se me habria ocurrido. Genial...
Ya tengo ganas de que empecemos una nueva historia... jajajaja
Me ha encantado malizia,
un beso

lahijadelchaman dijo...

ahhhhhhhhhhhhhh me encantaaaaaaa malizzia , jooooo que hago ahora ??? tu final es muy bonito me gustaaa me gusta me gusta , no lo habia leido antes.
Tengo una idea........
Un beso malizzia guapaaaaaaa me has sorprendido como siempre.

Camelot dijo...

Chapeau, Malizia! Me quito el cráneo frente a Vd. Cada vez que leía un final nuevo tenía muchas dudas pq todos me parecían muy buenos. Pero ya he encontrado el que mejor le va a la historia: gracias por regalárnoslo. Hmmm, qué envidia me da Tormenta...

Alex
Pd: el derroche de comas está perfecto...gracias por el esfuerzo.

Martxoso dijo...

¿Entendéis ahora por que no me parecia buena idea lo de votar un final? Este es sencillamente genial, sorprendente, y que hace perfectamente coherente el resto de la historia. Gracias Blondie, gracias....

heaway dijo...

Muy bien Malizia, has conseguido escribir un final que engancha mucho! Un beso!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.