14 de enero de 2009

En Tratamiento...



Llevo un tiempo en tratamiento médico para mi alma y tengo que reconocer que los resultados son francamente buenos. Que justamente era eso lo que necesitaba, esas medicinas diarias que me proporcionan y que la cura a pasos agigantados.

Me siento realmente satisfecha con los resultados obtenidos por lo que no me arrepiento en absoluto de haber tomado la opción del tratamiento voluntariamente.

No hay nada mejor, que ver desde un palco lo absurdo y lo patético y empezar a comprender lentamente que fue un error haber estado alguna vez debajo del palco, formando parte de toda esa pantomima que ahora veo.

A veces no sirve que los demás te adviertan de tu error, necesitas darte cuenta tu solita y para eso hay muchos métodos, pero el mío es absolutamente infalible porque me muestra toda la penuria, toda la pobreza de espíritu y toda la mediocridad que antes jamás llegué ni a imaginar que existiera en él, supo engañarme muy bien, pero al final se le ha visto el plumero…

Gracias al sanatorio y al equipo médico que están haciendo posible mi completa curación…

Blondie

2 comentarios:

Ernesto Durruti dijo...

La penunbra desparece.

Desde la oscuridad,siempre hay algo de luz.

Blondie para lo que necesites
cuenta con mi pobreza

malizia_kiss dijo...

Gracias Durruti. La luz está justo en ese instante que descubres la oscuridad mas oscura de otro, es ahi, justo ahi, donde te iluminas con tu propia claridad y resplandeces. Un beso
Blondie

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.