28 de julio de 2008

Muerte a Tunicia


El cuerpo de Tunicia yacía en el suelo inmóvil. Sus ojos estaban muy abiertos. Miraban al cielo. Por su comisura se deslizaba un finísimo hilo de sangre, apenas imperceptible. Por dentro estaba destrozada.

Un grupo numeroso de adolescentes venían calle abajo, alegres y medio mareados. Iban al concierto de Police. Llegaban tarde. Al pasar junto a Tunicia ninguno se percató que estaba muerta, la creyeron borracha, unos, drogada, otros, incluso alguno tropezó con su cuerpo y soltó un improperio por el tropezón, culpándola.

No lo pudo soportar mas, llevaba mucho tiempo envuelta en ese cuerpo, un cuerpo creado a su antojo, modelado por ella centímetro a centímetro, mimado y cuidado al máximo, con todo lujo de detalles. Hasta le gustaba el nombre que había acudido a su mente para ella. Le parecía fantástico, un nombre sacado de algún recuerdo suyo del pasado, de esos que almacenas en un rinconcito de la mente y luego olvidas, pero que siguen ahí latentes.

Tunicia no dudó ni un segundo en tirarse, lo tenía decidido y pudo mas su deseo de desaparecer que el de seguir existiendo. El resto fue relativamente fácil, buscó un edificio alto, una hora tranquila, de esas que la humanidad duerme, tiró sus alas al vacío siguiendo con su mirada como se perdían y después sin pensarlo dos veces se tiró ella. Fue así de simple, así de fácil, sin anunciarlo. El resto ya lo saben, yacía en el suelo muerta sufriendo los insultos y los pisotones de los que salían a divertirse hasta que el barrendero, un buen hombre, la descubrió muerta y avisó a al policía.

Lo que no saben ustedes es que la policía al verla inspeccionó en sus pertenencias y encontraron una nota en su bolsillo izquierdo del vaquero que decía simplemente: Cuando crees un personaje y te parezca débil o simplemente no te guste, si ves que se te rebela, modifícalo, hazlo fuerte e indestructible, no muestres sus debilidades, ni sus sentimientos y si no sabes hacerlo: Elimínalo.

Blondie

3 comentarios:

Ernesto Durruti dijo...

El ave fenix se caracteriza, además de por tener una hermosa y única pluma en su cola, por poder resurgir de nuevo ante su propia muerte.

En mi último viaje a México, un ser único, con una fuerza específica y una sensibilidad fuera de lo comun, le regalo a mi amigo una frase que los Aztecas únicamente utilizaban con las personas de valia extraordinaria...

¡¡ADELANTE GUERRERO!!

Ernesto Durruti dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
malizia_kiss dijo...

Estoy convencida que el dia que menos nos lo esperemos, Tunicia resurgirá...
Ella es asi...
Blondie

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.