21 de mayo de 2008

Instintos Asesinos


Ayer por la tarde por primera vez en mi vida sentí verdaderos deseos de matar, cuando el agente de movilidad con pinta de chulo prepotente y cuerpo tipo rambo, abusó de la manera mas ruin del poder que le otorga el uniforme, ese uniforme que pagamos todos los ciudadanos, para amedrentarme y gritarme como un energúmeno que me había saltado un semáforo en rojo.

Cuando yo tímidamente quise indicarle que el semáforo estaba en ámbar y no en rojo, con la mirada encendida y totalmente fuera de sí, volvió a chillarme como un nazi asqueroso y repugnante, creyéndose que era de las SS y que yo era una judía famélica y desvalida de Treblinka y no una ciudadana de Madrid que paga sus impuestos religiosamente y que hasta ese momento pensaba que la policía y el orden público estaban para mi defensa y protección y no para mi ataque…

Pues bien, como os digo, volvió a chillarme, sacando una libretita y amenazándome de la manera mas vil, sobre mi terrible atrevimiento al indicarle que el puto semáforo estaba en ambar, advirtiéndome con muy malos modos que ya me enteraría de las consecuencias de mi osado atrevimiento en su momento, utilizando todos los mecanismos dictatoriales que, o ha mamado o le han enseñado en su adiestramiento.

Acto seguido se puso frente a mi, delante de mi coche; de espaldas, con las piernas abiertas, como un guerrillero, mostrándome su asqueroso y fétido cuerpo musculoso, mientras dirigía el tráfico y con el mayor de los desprecios mientras yo observaba el repulsivo aspecto, con mis dientes y mis puños apretados, de ese repelente ser, por llamar de alguna manera suave a un individuo tan vomitivo.

Y justo en ese momento, es cuando sentí unos deseos inmensos de pisar mi acelerador y atropellarle, para después meter la marcha atrás, rematarle varias veces y dejarle allí seco y aplastado como un bicho baboso y nauseabundo.

Esta es la policía que nos ha regalado Gallardón, auténticos avaros disfrazados de agentes de movilidad, cuyo único fin es recaudar el mayor número de euros por segundo y que solo ven la zanahoria que les han puesto, con promesas de pluses futuros, aunque posiblemente inciertos, para que aminoren la inmensa deuda que ha contraído su jefe con las obras de Madrid, mientras los ciudadanos nos sentimos cada vez mas indefensos.


Blondie

8 comentarios:

Anónimo dijo...

oiga malizzia,un poco enfadada y cabreada la noto,pues señora mia,salia yo trankilamente con una amiga malagueña a enseñarla la granvia de madrid pta de alcala etca y q nos encontramos,manifestacion de la enseñanza,mamis con los carritos de los niños,asi que toda enfurecida y con el pie malito,tuvimos que irnos andando,asi que viva la espe y el gallardon

Anónimo dijo...

AH!! ¡que prosa! ¡que redacción tan exquisita! Ha sido un deleite leer tan soberbio ejemplo de lucidez intelectual. Supongo que el guardia esta tan feliz mientras tu reconcomes y te haces la escritora. Esta bien dar opiniones, contar experiencias y valorarlas, pero maltratar la red con basura como la que escribes deberia ser delito...¡¡si yo fuera guardia!!

malizia_kiss dijo...

Estoy terriblemente afectada al saber que no volveré a verte jamas por mi blog, ya que entiendo que no entrarás mas a leer mi basura. Comprendeme, soy una tia muy sensible y perderte me produce una infinita tristeza;lloraré por tí.
En mi escrito solo trataba de hacer un ejercicio literario sobre la manera cómo una mujer pacifica como yo,es capaz de sentir instistos asesinos. Algo similar a lo que te ha ocurrido a ti al leerme, mi querido y anonimo visitante. Por cierto, para semejantes aseveraciones es mejor siempre dar la cara, ¿no te parece?. Pero vamos esto es solo una humilde opinión de una basurera de la red.

En realidad no te has dado cuenta de un pequeño detalle, y es que el único que debería estar KO y lleno de basura es el puto agente de movilidad, éste y desde luego sus secuaces. Porqué que no pruebas a pasar bajo tus ruedas a otro de igual calaña?. Te reconfortará, creeme...

Blondie

Anónimo dijo...

ESTOY DE ACUERDO CON TU POST AL CIEN POR CIEN.

UN MULTADO EN EL CARRIL BUS CON TRESCIENTOS EUROS POR PARAR PARA QUE SE BAJARA UNA ANCIANA DE MI COCHE Y UN SUFRIDOR DE ESOS INJUSTOS RECAUDADORES CON UNIFORME Y PREPOTENCIA.
MANO DURA CON ESOS AGENTES DE OPERETA.

malizia_kiss dijo...

Bueno al menos la inversión de los trescientos euros ha servido para algo:
Para que tu y yo estemos de acuerdo en lo de los putos agentes de movilidad. Algo es algo, asi que consuelate, ya que no recuperarás la pasta que te birlaron esos chorizos...

Blondie

Anónimo dijo...

Si yo fuera guardia:

Si lo que se escribe aquí es basura... que haces leyendo basura? Aire tio! búscate una vida!

Anónimo dijo...

Yo también he sentido deseos de cargarme a mas de uno. Te lo dice un loco muy equilibrado.

Sergio dijo...

Me parece que tu prosa es muy buena, pero que no deberías caer en el tremendo error de generalizar, por que dudo mucho que todos los "agentes de movilidad" sean lo que sean, dudo mucho que todos sean iguales ni mucho menos.

Saludos desde Mallorca, Sergio.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.