15 de mayo de 2008

Blondie: Fotosensaciones y FotoloKuras


E T A
Vampiros de la vida, para alimentar su agónica subsistencia

Blondie

4 comentarios:

Anónimo dijo...

la muertenunca tiene precio,mas cuando es gente joven sin odio,yo amo el pais vasco pero odio a los 4 asesinos que estan destruyendo la verdsdera raiz buena de ese pueblo.Una oracion por esa persona que ha muerto sin razon.


un ser humano

malizia_kiss dijo...

Efectivamente la muerte nunca tiene precio y no más si se trata de una persona joven. NUNCA tiene precio sea cual sea la edad. Pero desgraciadamente aquí si que lo tiene y si no que nos conteste el gobierno que es quien debe de saber el precio que ponen esos asesinos, ya que nosotros no lo sabemos, ni lo sabremos jamás, porque jamás nos lo contaran. A mi lo único que me han contado es que el precio que ponen para dejar de matar compulsivamente, es el precio de su paranoia.

En cuanto al País Vasco yo también lo amo y amo América y el polo norte y Mongolia y China y Australia y Rusia y Toledo etc...Yo amo el mundo, soy ciudadana del mundo, vivo en él y por eso amo la tierra que habito, pero lo que no amo es a un atajo de asesinos, de muy pero que muy mala calaña, que matan de la manera mas cobarde que existe, por la espalda y a traición, refugiándose en lo que ellos llaman amor a su tierra y que aprovechan esa coyuntura para ejercer la dictadura del terror, intentando justificar sus asesinatos y adornándolos de un tinte político del que carecen. Así que aquí y desgraciadamente y muy a pesar de muchos, muy a pesar mío, la muerte SI QUE TIENE UN PRECIO, mi humano visitante, que no te engañen...
Una oración por todos los asesinados y otra oración por los que desgraciadamente asesinarán.
Y otra oración por esos asesinos para que dejen de matar…
Blondie

Anónimo dijo...

efectivamente Malizia. aqui hay precio y que nos lo digan esos que no nos lo cuentan


Cipriano

Anónimo dijo...

¿DEJARAN DE MATAR AUNQUE PAGUEMOS UN PRECIO?

CIUDADANO KANE

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.