11 de diciembre de 2006

Hoy estaba de suerte

¿Me das fuego por favor?, abrí mi bolso mecánicamente y saque mi bic e hice clic sin apenas mirar, pero en el último momento levanté mi mirada y casi me desmayo, era Antonio Banderas, que intentaba absorber la llama de mi bic sonriendo y disculpándose, diciéndome: como en América no se puede fumar …

Entramos en el bar de la esquina, ese de barra metálica ,con el suelo súper sucio y lleno de tapas, el se pidió una caña y yo otra para no ser menos y unos calamares calentitos para los dos. Banderas reía y me decía -¿a que estas emocionada de estar aquí conmigo?, pues yo mas que tu, y reía...tanto tiempo sin fumar y sin beber y sin pillar calamares…esto es un lujo y otro lujo es escucharte a ti hablar en español y diciendo con esos ojos abiertos¡¡alucinante, eres el Banderas¡¡ y sin que me hagas preguntas y preguntas… y me miraba feliz, pero sin su Melany…

No era tan guapo ni tal alto - pensaba yo-, pero estaba de suerte, igual me hablaba de Almodóvar y de su carne trémula, maquinaba mi cabecita mientras bebía y él no hacía mas que devolver las miradas a todos los que le miraban, hasta que yo ya harta de tanta sonrisa y de tanto glamour le dije furiosa- ¡la caña conmigo o sin mi, elije, no te jode¡ y fruncí el entrecejo…

Entonces sucedió un cambio inexplicable, Banderas se recompuso y era aún menos alto, menos “estirao” , tenía hasta barriguita, de esas que se esconden cuando se está menos “relajao”, menos mirón , mas humano, era un chaval de provincias un poco pardillo que comía los calamares a dos carrillos, disfrutando, y chupándose los dedos… parecía que no se quería ir…

Pero yo tenía mucha prisa así que le dejé pagada otra cañita y me las piré ante su expresión atónita. Seguro que no entendía que me marchara y menos que le dejara pagada una caña, jejeje…

Y es que…¿ para que perder el tiempo con él si nunca será mío?- pensaba yo- .Y me fui a buscar a mi novio a la vuelta de la esquina, que me estaba esperando con cara de cabreo porque tardaba, pero me lo perdonaría, eso ya lo sabía yo… porque me quería.Y además era mas alto y mas guapo que el Banderas ese, así que hoy estaba de suerte, era un gran día para mí, porque había conocido al Banderas y había aprendido donde estaba el amor….Pero había gastado cinco euros en las cañitas…. y ¡¡ jo...¡¡ con un euro mas me habría comprado ese collar…pensaba yo...

Blondie

3 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja tomaaaaaaaa!!!
Lo que pasa es que Banderas no te hizo ni casooooo, tu alli mirandole y el ni mu, que solo tiene ojos para su Melany ....aunque tu novio tambien esta super bien eh !!!!...y mucho mejor comerte los calamares con el, cacho tontaaaa
ahhhhhhh yo me compre el collar y por solo 7 euros majita !!!

malizia dijo...

Jo de incrédulos anda este mundo lleno, pero que muy llenito..........

¿dondeeeee? dondeeee? siete euros? jejeje, qyue pardilla..........a mi me `piden seis, seissssssssss

Blondie

Anónimo dijo...

ya, pardilla tu maja, porque no tienes ni idea de como es mi collar. El tuyo sera una caca fijo. Recuerda que en Madrid todo es mas caro listaaaaa que eres una lista, y no me lo compre en Zara que te enteressss.
ahhhhhhh y ademas me compre un pendulo de amatista por 4,50 euros !!!........y voy a buscar cosas ocultas

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.