15 de diciembre de 2006

Amores y desamores

De repente te levantas un día y sin saber muy bien porque sientes que tu corazón está habitado por un sentimiento intensamente fuerte, entonces quieres gritar y huir pero ya es demasiado tarde para escapar y entonces aparecen sentimientos confusos que no te dejan vivir. Sientes que se aloja la euforia y la tristeza en tu corazón…quieres razonarlo, pero ¡¡nada hay que hacer ya¡¡, y es que el amor y la razón están reñidos…peleados de siempre y sin posibilidad de reconciliación, así que te encuentras francamente solo ante el peligro y lo sientes acechante junto a ti y quieres escapar...

Existen bebedizos mágicos para el amor pero no para el desamor, para eso no existen ni bebedizos ni medicinas o lo curas a pelo o sucumbes en él.

Y entonces empieza el calvario de la tristeza y la pena infinita, empieza ese sentimiento de despego por tu propia vida y esa constante sensación de sentir desamparo, de querer dejar de sentir dolor y dolor, pero sintiendo que cada vez sientes mas dolor y dolor…

Los que se curan salen victoriosos de su lucha y nunca jamás vuelven a ser tocados por esa sensación, aprenden sufriendo y endurecen su corazón, lo recubren de una coraza fuerte y rígida que nadie ya puede atravesar…

Los que no se curan, sucumben en su lucha y nunca jamás saben lo que es volver a sonreír, caminan por la vida temerosos y llenos de pena, buscando una caricia que rechazan si se la dan y convierten su desamor en su sensación imposible y tan imposible la viven ya, que ni saben si fue o no fue real, solo albergan su tristeza y su nostalgia y confian siempre que su desamor volverá y volverá…pero si vuelve lo rechazan con energía porque ya solo quieren vivir en su eterno desamor…

Pues hasta aqui parecia todo mas o menos claro, pero en realidad tanto el amor, como el desamor, nos invaden de una extraña sensación, esa especie de picor dulce que nos envuelve y nos hace entender, que ambas cosas duelen intensamente, tan intensamente como para creer que no se repetirá, pero sabiendo en nuestro interior, que no existe inmunidad ni para el amor, ni para el desamor, que volverás a amar y a desamar, que te volverán a amar y a desamar y que quizás de existir inmunidad sea para aquel que nunca amó, ni sintió desamor…

Pues esto y muchas, muchísimas otras cosas mas, suceden por amar y por desamar, porque te amen y te desamen, pero si no amas o no desamas, si no te aman o no te desaman, jamás lo sabrás…

Y es que al final como veréis esto del amor es siempre una pura contradicción….


Blondie y “su cariñin”

1 comentario:

Anónimo dijo...

amar y desamar, asi continuamente?? no, se que no. Desde que vi aquella escena en el hospital, se que el amor para siempre puede existir.
Cuesta mucho mantener un amor? puede que si o puede que no.......si los dos aman, haran lo que sea para mantener ese amor.
El desamor viene cuando uno de los dos ya no lucha por mantener ese amor, ya no le interesa seguir amando..por pereza, por novedad o porque uno de los dos anduvo mas deprisa el camino y ya esta lejos.
Quizas me he vuelto insensible despues de tanto perder y tenga una coraza puesta en mi corazon, pero asi pienso dejarlo.
No voy a cruzar mas la linea.....
bonito escrito blondie.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.